Santosa

Cultiva la semilla de “contento”

Santosa, el segundo Niyama. Se traduce como “contento, satisfacción o felicidad”

Este Niyama tiene que ver con el grado de satisfacción o contento que tenemos en nuestras vidas, esto se refleja externamente cuando expresamos nuestras quejas, por ejemplo e internamente con un estado ya sea de satisfacción o de descontento.

En la cultura oriental se dice que a mas deseos, mas insatisfacción, también se dice que todos tenemos las semillas del enojo, tristeza, felicidad, etc.

¿Cuál semilla riegas, cultivas? Si bien es cierto que todas las emociones son válidas, también es cierto que hemos de aprender a elaborar las que nos causan daño para que no nos lleven por la vida como un tornado a estrellarnos en cada árbol, en cada esquina.

Si regamos la semilla del enojo, por ejemplo, llega el punto en que cualquier detalle nos va a enojar, por el contrario, si aprendemos a regar la semilla de la felicidad o contento, de igual forma, aprenderemos a disfrutar de los pequeños grandes detalles de la vida.

Si más del 60% del día encuentras algo para enojarte: hacer filas en el banco o cualquier lugar, esperar, el tráfico, algo en tu comida, tus vecinos, tus compañeros de trabajo, tu trabajo, tu familia, tus amigos, las noticias, tus clases, tu escuela, tu deporte, el Facebook o redes sociales, la política o religión, un libro, una serie, etc, etc, etc… entonces probablemente sea un foco rojo.

Existen muchas razones para cultivar Santosa o el estado de contento, pero la que quiero mencionar hoy es: por SALUD. Cultivar Santosa ayuda a elevar nuestras defensas y así evitar enfermedades, en cambio, cada vez que te enojas o entristeces, tu cuerpo segrega sustancias químicas no muy saludables, incluso tóxicas para tu organismo.

En esta ocasión te invito a cultivar santosa, yo sé, no es fácil, pero tampoco imposible. Si estás en un período en que no sientes satisfacción por tu vida, tal vez es momento de replantearte metas y ¿por qué no?, ¡pedir ayuda¡, el sentir descontento o infelicidad, a veces tan solo es una señal de que tenemos que cambiar cosas, tomar decisiones, tomar otro camino.

Comienza a ver el estado de insatisfacción como un estado de alerta, como una racha en la vida que te avisa que tal vez hay que hacer cambios en vez de verlo como un estado permanente.

Ejemplo 1: No se trata de no quejarse, pero si te quejas es porque vas a hacer algo al respecto, en vez de pasarte la vida quejando y estando insatisfecha. Si ya te diste cuenta que algo no está bien, hay que tomar acción.

Ejemplo 2: Los deseos insatisfechos siempre causan descontento y frustración, si ya te diste cuenta que tienes falta de moderación en tus deseos, es hora de replantearte si realmente todo eso que deseas es necesario para tu vida.

Ejemplo 3: La insatisfacción es insaciable, cuando no se controla por medio de la práctica de Santosa, no importa todo lo que tengas, todo lo que seas, todas cirugías, todos los certificados, podrás tener el cuerpo perfecto, tu pareja, tu familia, NUNCA, NADA VA A SER SUFICIENTE.

Toma las riendas de tu existencia y dirígete a Santosa.

EJERCICIOS PARA TRABAJAR SANTOSA:

  1. Lleva un diario de gratitud, anota todos los días al menos 3 cosas por las cuales te sientas agradecida.
  2. Observa la emoción de enojo, tristeza o insatisfacción cuando se avecine, sin juzgar, solo observa y respira.
  3. Si estás en descontento, date un tiempo para reflexionar qué cambios necesitas hacer en tu vida y HAZLO!! aunque sea poco a poco.
  4. Revisa tu alimentación, ciertos alimentos afectan nuestro estado de ánimo.
  5. Encuentra tiempos para conectar con la naturaleza
  6. Si sientes que es necesario, busca ayuda (terapia psicológica)
  7. Descubre cuál es tu ancla a la felicidad, aquél pensamiento que te hace feliz, puede ser una persona, una mascota, un suceso y recurre a él cuando lo sientas necesario.

NAMASTE

Esperamos que esto te sea de utilidad. Cualquier duda, comentario aquí lo recibimos con gusto.

Magusha

4 comentarios sobre “Santosa

  1. Gracias Karlita , en este tiempo recuerdo la primera clase upsss mis pensamientos de no poder hacer Yoga , sin embargo con mis maestras y compañeros que me ha tocado aprender cada día , más sobre esta disciplina hoy puedo confirmar NO cambio mi yoga por nada la quiero y me llenan el alma

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.