Svadhyaya

Svadhyaya. Cuarto Niyama. “La educación del sí mismo” o autoconocimiento.

En la cultura actual estamos llenos de distracciones externas, basta con ver una imagen o video para que nuestra mente nos lleve a una cadena de pensamientos y acciones que tal vez no estaban en nuestra agenda personal. Así es como las redes sociales y otros medios consumen tu tiempo.

Por lo que implica un esfuerzo llevar nuestra atención hacia adentro. Además de que da miedo. Mirar hacia adentro implica valentía, pues no solo se trata de darnos cuenta de cosas que nos van a agradar, sino que probablemente descubramos pensamientos y acciones desagradables.

Por lo que una primera sugerencia para practicar svadhyaya sería: obsérvate sin juzgarte. Si notas que hay cosas que ya no quieres para ti, es hora de cambiarlas. Pero nunca se van a cambiar si no las miras de frente.

El único camino a la evolución es mirar hacia adentro ver que semillas has regado, ¿amor?, ¿altruismo?, ¿humildad? O bien ¿odio?, ¿egoísmo?, ¿soberbia? Hay muchas trampas en las palabras pues puedes decir que has amado mucho en tu vida, pero puede ser que detrás de ese amor se esconda un egoísmo muy grande. Y no pasa nada, solo hay que asumirlo.

El sufrimiento es un gran aliado de Svadhyaya si sabemos aprender de él, nos dice que algo hicimos o estamos haciendo mal. Sin embargo tenemos puntos ciegos, cosas que simplemente no podemos ver, es por esto que una guía hace bien: terapia, guía espiritual, abuelas sabias, por ejemplo.

En este camino de nada sirven las sustancias enteógenas, ni nada que altere la conciencia, es incongruente querer ampliar la consciencia con la ayuda de una substancia que te hace perderla. Svadhyaya exige tu presencia absoluta.

Cualquier cosa que te vendan como brebaje mágico e instantáneo que acelerará tu proceso de desarrollo, probablemente sea una gran mentira que tu ego puede querer creer.

Una forma de trabajar en Svadhyaya es leer libros sagrados, Iyengar menciona que “los libros sagrados del mundo son para que todos los lean. No están reservados únicamente a los miembros de una sola creencia”. Pero lo más importante es poner en práctica lo que de esos libros te resuena, de nada sirve solo leer por leer y acumular palabras y datos.

Ejercicios para trabajar Svadhyaya:

  1. Comienza escribiendo al menos 5 cosas que te gusten de ti, que te gustaría cambiar.
  2. Responde a las preguntas: ¿qué te gusta?, ¿Qué no te gusta?, ¿qué te hace feliz?, ¿Qué te gusta hacer por los demás?, ¿cómo practicas tu espiritualidad?
  3. Elije un libro sagrado o que ayude en tu camino espiritual y comienza a leerlo. Sugerencias: El poder del ahora de Ekhart Tolle, Autobiografía de un yogui de Paramahansa Yogananda, Sidharta de Herman Hesse, también puede ser la biblia, los yoga sutras, el arte de la felicidad del Dalai Lama, etc.

El autoconocimiento puede llevarte al descubrimiento de tu divinidad.

Namaste, el ser divino que habita en mi, saluda y honra al ser divino que habita en ti. Recuerda que nos encanta recibir tus comentarios y dudas.

Magusha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.