Isvara Pranidhana

Isvara Pranidhana

El quinto y último niyama. Isvara significa Dios y pranidhana rendirse. Por lo tanto, este Niyama nos dice: “ríndete a tu Dios”, dedícale tus acciones y voluntad.

Primero quisiera aclarar que una de las cosas mas bonitas del yoga es que incluye y respeta a todas las religiones, creencias e incluso ateos o agnósticos.

Para quienes sientan y/o crean en la existencia de una energía superior, independientemente de su camino espiritual, éste niyama nos recuerda rendir nuestras acciones ante Isvara (Dios) o energía creadora superior.

En especial cuando nos perdemos en el camino y no sabemos que hacer con nuestras vidas es momento de rendirse y con absoluta humildad, sea en oración o espacio de calma, decir: “desconozco lo que es bueno para mí, hágase tu voluntad”.

Si tienes certeza en tu camino, entonces se trata de dedicar tus acciones a Isvara. Esto se dice fácil, pero implica liberarse de deseos egoístas y significa centrarnos en algo mas grande que una misma.

Con las prisas, el estrés y “modernidad”, la vida puede hacernos sentir que nos arrastra y terminamos haciendo actividades sin ser consientes de ellas o trabajos que no van en línea con nuestro camino espiritual, entonces es cuando este niyama se vuelve desafiante, pues comienzas a preguntarte cosas tan simples como ¿Esto que estoy consumiendo se lo puedo dedicar a mi ser superior?, ¿esto que estoy vendiendo y promoviendo, honra a mi ser superior?, ¿ésta acción que estoy llevando a cabo, realmente tocaría el corazón de mi ser superior?. Y probablemente encuentres que haya cosas que necesitan re-encausarse.

En segundo lugar quisiera mencionar otra cosa maravillosa de este niyama, el hecho de que, al ser consientes de esta energía superior, nuestro ego se ajusta, ya que nos damos cuenta o aceptamos que toda la creación pertenece a la divinidad, nada es tuyo, ni los objetos, ni experiencias, ni el poder, ni el dinero ni la gloria. Y es cuando el velo del maya se rasga un poquito más y de corazón nos comportamos como invitados en este hogar llamado tierra.

Por último quisiera mencionar que esta entrega a Isvara ha de venir desde el corazón, como un impulso, es imposible forzarla. A veces lo olvidamos, pero siempre recibiremos el llamado de nuevo, el mensaje, el recordatorio de nuestro camino y se siente tan bien, adentro en el corazón que simplemente sabes que “es por ahí”.

Ejercicios, si quieres trabajar en Isvara Pranidhana.

  1. Encuentra tu lugar de conexión con tu divinidad, puede ser la naturaleza, tu cuarto, cerca de tu altar, un templo (cual sea tu religión), etc. Ese lugar de paz que te carga de energía. Y trata de estar ahí al menos 5 min. diarios y si eso es imposible, al menos, una vez a la semana.
  2. Si te sientes perdida(o) en la vida, ve a tu lugar de conexión y reconoce tu incapacidad y pide ser guiada(o).
  3. Si ya sabes cuál es tu misión de vida, dedica cada día tu trabajo, tus acciones a Isvara.
  4. Compórtate como una invitada(o) en este planeta, respeta y cuida lo que tienes.
  5. Sé consciente que nada es tuyo, escríbelo a manera de recordatorio, si así lo necesitas.
  6. Si cometes un error, tan solo corrígelo, si recaes, levántate, ese es el verdadero trabajo.

Que encuentres a tu divinidad, que tu divinidad te guíe e ilumine, que un día descubras a la divinidad que reside en ti.

NAMASTE

Karla Magusha.